martes, julio 03, 2007

Previa del Tour 2007

El ciclismo sigue sin salir del gran pozo en el que está, pero los corredores no paran de luchar, y para ello tienen el Tour de Francia como otra nueva oportunidad para recuperar un poco el prestigio que llegó a tener este deporte. Para ello intentarán sustituir a Pereiro (Landis fue expulsado) como ganador virtual de la carrera por excelencia del ciclismo.

LAS ETAPAS
Prólogo: Londres - Londres (7.9 km) CRI
El día de San Fermin tendremos la primera etapa del Tour, en la que los corredores no tendrán mucho tiempo para dejarse ver, pero al menos se probarán un poco. La etapa se la jugarán los especialistas de estas cronos cortas, con Wiggins y Millar extramotivados al correr en casa, mientras que los esprinters intentarán estar cerca del líder, para usar las bonificaciones en las etapas siguientes.

1ª etapa: Londres - Canterbury (203 km).

Etapa típica de inicio del Tour, en la que el pelotón permitirá alguna fuga que buscará vestir el primer maillot de la montaña, para cazarlos en los últimos kilómetros y luchar por la etapa en el esprint. Como ya dijimos en el prólogo, algún velocista bien colocado puede salir como nuevo líder.

2ª etapa: Dunkerke - Gante (168 km)

El guión de la etapa es similar al del día anterior, aunque no hay ninguna cota, por lo que el que mas puntúe camino de Canterbury tendrá el honor de subir de nuevo al podio. Se recorrerán los primeros kilómetros por Francia, pero no finalizan en el país organizador de la Grand Boucle, sino en Bélgica.

3ª etapa: Waregem - Compiegne (236 km).

Después de transitar por Flandes, el pelotón pasará por lugares típicos de la Paris-Rouvaix, aunque no habrá ninguna dificultad importante, sino un terreno rompepiernas durante varios compases de la jornada. Es la etapa mas larga del Tour, por lo que aunque no influirá en la general, irá cansando a todos los participantes.

4ª etapa: Villers-Cotterêts - Joigny (193 km).
Otro día igual a los anteriores, y aunque hay varias dificultades durante la jornada, todo aquello que no sea una volatta se habrá salido del guión, aunque pueden intentarlo grandes rodadores como Kolobnev, Gilbert o Calzati.

5ª etapa: Chablis - Autun (182).
Tras luchas continuas entre los diferentes velocistas, llega la oportunidad para otros corredores. El gran abanico de aspirantes, al igual que el año pasado, puede permitir a alguno de los outsiders a intentar ganar segundos, y por qué no la etapa, pero en principio se la debería jugar un pequeño grupo.

6ª etapa: Semur-en-Auxois - Bourg-en-Bresse (199 km).

Tras ceder el protagonismo por un día, los esprinters deben volver a la batalla, y es que al día siguiente comienza la batalla por la general, la cual les dejará pocas opciones de triunfo hasta que se llegue a los Campos Elíseos.


7ª etapa: Bourg-en-Bresse - Le Grand Bornand (197 km)

Pese a no finalizar en alto, los capos de la general serán los que se jueguen la victoria de etapa, ya que es difícil que en la primera etapa en que se pueden hacer diferencias se permita una escapada. Tras ascender la Colombiere (16 km al 6,8%), quedarán 14 kilómetros de un rápido descenso.
8ª etapa: Le Grand-Bornand - Tignes (165 km)
Tras un primer test, los favoritos deben recuperar rápidamente sus piernas, ya que al día siguiente deben afrontar el primer final en alto, en una etapa con menor kilómetraje pero mayor dificultad. Tras subir Hauteville, hay un rápido descenso, y comienza la ascensión final, por lo que una buena labor de equipo puede ayudar mucho a un corredor atrevido. Ambos puertos son largos y tendidos, sin grandes rampas.

9ª etapa: Val-D´Isere - Briançon (159 km).

La jornada de descanso puede hacer mucho daño a mas de uno, y es que se empieza la jornada con una dura ascensión al Iseran, puerto de categoría especial. En el se debería formar la fuga del día, mientras que los favoritos lo intenten en el Galibier, para realizar un largo descenso hasta Briançon, y brindarnos unas bonitas imágenes en la llegada a dicho pueblo, con un difícil kilómetro definitivo.
10ª etapa: Tallard - Marsella (229 km).
Si esta etapa estuviera situada al inicio de la carrera los sprinters podrían intentar limar todas sus opciones aguantando en las cotas finales, pero al estar ya metidos en la segunda semana, es un día soñado para los caza-etapas, y en el que hay bastantes opciones de que se produzca la típica escapada-bidón.

11ª etapa: Marsella - Montpellier (182 km)

Mientras muchas familias disfrutan de sus vacaciones en el Mediterráneo, los ciclistas que aún sigan en el pelotón deben seguir trabajando, y en esta jornada siempre a las orillas de dicho mar. Si aparece el viento habrá bastantes nervios, por los conocidos abanicos, pero si no, los esprinters deberían gastar otra de sus posibles bazas.


12ª etapa: Montpellier - Castres (178 km)
Si alguien quiere evitar una nueva lucha de los velocistas, deberá intentarlo en la ascensión de segunda, pese a estar situada a casi 50 kilómetros de la llegada. Los hombres de la general sin embargo se reservarán, pues al día siguiente llega la primera gran contrarreloj de la carrera.


13ª etapa: Albi - Albi (54 km) CRI
No es una contrarreloj totalmente plana, pero esto no será ninguna excusa para los verdaderos croners, ya que los 54 kilómetros harán mucho daño a los no especialistas, que ya deberían llevar algo de ventaja a los primeros en la general.


14ª etapa: Mazamet - Plateau de Beille (197 km).Nueva etapa para los corredores importantes, atravesando dos puertos de categoría especial, con el final en Plateau-de-Beille, un puerto muy duro con 16 kilómetros al 8%. Aunque entramos en la última semana, la clasificación aún puede variar mucho, pero cada corredor sabrá lo ofensivo que debe ser a partir de entonces.
15ª etapa: Foix - Loudenvielle-le-Louron (196 km).

Aunque no acabe en alto, volverán a ser protagonistas los hombres de la general, aunque la victoria de etapa podrían dejársela a algún grupo de hombres descartados para esa lucha. Es un día bastante favorable a Contador, que en París-Niza demostró que estos perfiles le vienen muy bien.

16ª etapa: Orthez - Col d´Aubisque (218 km).

Sigue sin haber descanso para estos super-hombres, y aunque sea testimonial, se produce un paso por España, mas concretamente por Navarra. En el Mari Blanque se seleccionará el grupo de favoritos, pero la última criba la hará el Aubisque, con 16 kilómetros al 7%.


17ª etapa: Pau - Castelsarrasin (188 km)

El Tour va llegando a su fin, y todos quieren aprovechar sus últimos cartuchos, por lo que el inicio de la etapa será bastante tenso hasta que se forme la escapada. Luego depende de la ambición de los equipos de los velocistas, pero como es normal, no querrán trabajar mucho.

18ª etapa: Cahors - Angouleme (211 km).
Otra etapa prácticamente igual a la anterior acercándose cada vez mas a París, y con todos los favoritos pensando en la crono definitiva.

19ª etapa: Cognac - Angouleme (55 km) CRI



Finaliza el tour en lo que al maillot amarillo se refiere, y es que la jornada de los Campos Elíseos será de paseo para felicitar a los triunfadores, al menos en los primeros kilómetros.

20ª etapa: Marcoussis - París, Campos Elíseos (146 km) Para los aficionados un día triste, y es que acaban tres semanas del mejor ciclismo posible, pero para los participantes será todo un alivio el poderse marchar, al menos unos días, de vacaciones.

EQUIPO A EQUIPO

  • Ag2r. Christophe Moreau llega en un momento dulce de forma, después de ganar la general y dos etapas de Dauphine, además del Campeonato de Francia en Ruta. De esta forma intentará mejorar su octavo puesto del año pasado, aunque facilmente llegue un poco pasado a los últimos días. En su equipo tiene a otros dos compañeros que se preocuparán de la general, con Dessel que gracias a una fuga fue séptimo el año pasado y lleva todo el año sin dejarse ver preparando esta cita, y Gadret, que sacrificó el Giro en el que brilló el año pasado por la ronda de su país y está realizando una buena temporada tras ser octavo en la Flecha Valona y ganar el GP Kaanton Argau. Para completar la selección de los franceses acuden Elmiger (ganador del Down Under), Arrieta, Calzati (vencedor en Lorient el año pasado), Gerrans, Goubert y Turpin.
  • Astaná. El equipo a batir, con posiblemente los dos máximos favoritos y un equipo a su disposición que será protagonista siempre que la carretera comience a picar hacia arriba. En principio su primera baza es Vinokourov, que llegando al fin de su carrera no se quiere marchar sin haber ganado la Grand Boucle, y llega después de haberse probado en la Dauphine, de donde se marchó con dos etapas, pero sin luchar por la general. Tras el aparece Klöden, que está aconstumbrado a brillar con alguien por encima suyo, como le ocurría con Ulrich o el mismo Vino en T-Mobile y al menos ha ganado este año ya Tirreno y La Sarthe. Los dos mejores escuderos de estos son Kashechkin (3º en Romandía y Dauphine, además de en la Vuelta) y Savoldelli (ya demostró en el Giro que puede ceder sus galones, como hizo con Mazzoleni), pero no podemos dejar de lado a Colom (ganador de una etapa en Dauphiné, además de el Trofeo Soller a inicios del año), Ilginsky (también ganador en Dauphiné, como otros dos compañeros), Ivanov, Navarro y Rast (ganador del Tour de Luxemburgo) .
  • Bouyges. Siguen si un hombre que luche por la general, por lo que sus misión es dejarse ver en todas las etapas posibles y conseguir algún triunfo de etapa. A esto se acopla a las mil maravillas Vöeckler, su líder, que tras su gran edición del 2004 se hizo con estos galones. Sin embargo no podemos dejar de lado al ganador de la última Clásica de San Sebastián, Xabi Florencio (buena actuación en Suiza, donde estuvo cerca de ganar una de las etapas). Los cazaetapas Fedrigo (ganador el año pasado en Gap) y Pineau también tendrán sus oportunidades, mientras que Clement, Geslin (vencedor del Circuito des Grimpeurs, y el elegido para las llegadas masivas), Lefevre (segundo en Dunkerke) y Sprick
  • Caisse d´Epargne. En un principio deberían llevar el número 1 por Óscar Pereiro, pero la organización del Tour no le ha dado aún la victoria final de la última edición tras la descalificación de Landis. El de Mos no será siquiera la principal baza de su equipo, y es que su triunfo se basó en una escapada bidón, aunque luego consiguiera aguantar muy bien el maillot. Valverde si que tendrá un equipo bajo su mandato pese a no haber acabado nunca la Grand Boucle, e intentará vengarse de la Vuelta perdida contra Vinokourov el año pasado. Si fallaran estos dos, todavía podemos contar con Karpets, ganador de dos vueltas Pro-Tour este año, Suiza y Cataluña, además de tres etapas en vueltas menores (la Rioja, Castilla-León y el Alentejo). A sus órdenes están Arroyo (décimo en el Giro aprovechando su libertad), Chente, Iván Gutiérrez (campeón de España por tercer año), Fran Pérez, Portal y Zandio, los cuales han dejado en casa al campeón español en ruta, Joaquim Rodríguez.
  • Cofidis. La baja de Moncutie (se plantea retirarse tras romperse el fémur en Romandía) deja como único líder a Chavannel, el cual fue décimo en Dauphine, y que intentará ganar al fin una etapa en la vuelta de su país, además de hacer un buen puesto en la general. Antes de que llegue el momento de este, Wiggins debería ganar el prólogo en la capital de su país, aunque para eso debe superar a la máquina Cancellara. El británico ha ganado este año las cronos cortas de Dauphiné y Dunkerke, y tiene un gran maestro en prólogos, como es Verbrugghe. Los demás deberían buscar etapas, algo para lo que parecen estar mas preparados Moreni y Nuyens (ganador de la general en Besseges), aunque también Auge, Lequatre, Parra y Scheirlinckx.
  • Credit Agricole. Este equipo se olvida de la clasificación general, para la que solo cuentan con Botcharov, que mas bien buscará algun triunfo parcial en algún final en alto. Todo lo contrario que Hushovd, que no lleva un año muy bueno, pero intentará repetir su buen hacer del año pasado, cuando venció la primera etapa y la última, aunque su mejor puesto de este año haya sido una segunda plaza en dos de las etapas del Giro. Tampoco debemos dejar de seguir a Bonnet, Charteau (ganador en Langkawi), Fofonov, Halgand, Hinault y le Mevel.
  • Discovery. Otro de los equipos fuertes de la ronda, aunque habrá que ver si Leipheimer falla de una forma tan estrepitosa como el año pasado, tras haberse adjudicado la general y dos etapas en California, además de otros dos triunfos parciales en Georgia. Contador podría intentarlo, pero es aún joven, y seguramente se centre en la lucha por el maillot blanco, tras haber ganado París-Niza y Castilla-León, además de la etapa del Campello en la Vuelta a Valencia. Hincapie y Popovich por su parte cuentan con una nueva oportunidad, aunque parten como outsiders. Por si fuera poco, para las llegadas masivas tienen a Vaitkus, el cual se probará ante los mas rápidos. Sus otros compañeros tendrán que trabajar, aunque también tendrán libertad para ganar alguna etapa, como es el caso de Egoi Martínez, Gusev (viene de ganar una etapa en Suiza y la Vuelta a Bélgica), Noval y Paulinho.
  • Euskaltel. No tienen ya a Iban Mayo en sus filas, pero si a Zubeldia, el cual intentará finalizar nuevamente en el top-10, aunque esperamos que en esta ocasión sea dejándose ver un poco mas y no yendo a rueda en todo momento. Todo lo contrario que el joven Igor Antón, que está confirmando todas las expectativas puestas en el, con una etapa en Romandía, y que atacará siempre que tenga fuerzas y la carretera se empine. Los demás deben meterse en todas las fugas que puedan, como es el caso de Astarloza, Azanza, Isasi, Landaluze, Rubén Pérez, Txurruka y Verdugo.
  • Françaisse de Jeux. Su actuación en el Giro no puede tildarse de otra manera que no sea de ridículo, pero el equipo que presentan aquí es bastante competitivo. No tienen a un hombre para luchar por la victoria final, pero tienen a varios que pueden estar en posiciones cabeceras, como es el caso de Casar y Lövkist, con el segundo de ellos pensando en el maillot blanco, el cual ya consiguió en el Criterium Internacional gracias a su triunfo en la crono final. En las llegadas masivas tienen a Sebastien Chavannel, el cual lleva ya tres victorias esta temporada, aunque también tienen a Gilbert para evitarlas con una escapada. Además acuden Delage (ganador el año pasado en la primera etapa del Tour del Porvenir), di Gregorio (como Delage ganó en el Porvenir, pero la octava etapa, y querrá demostrar sus grandes dotes de escalador), Vaugrenard (campeón francés contra el crono), Jegou y Ladagnous (ganador en Dunkerke).
  • Gerolsteiner. No tienen grandes nombres, pero seguro que animarán mucho la carrera con la plantilla que llevan a la salida de Londres. Para la general tienen a Fothen (ganador de etapa en Romandía), que tras no conseguir su objetivo de hacerse con el maillot blanco el año pasado, ahora intentará un puesto entre los diez mejores, mientras que Bernhard Kohl será su sustituto en el equipo en la lucha por ser el mejor joven. En las llegadas masivas tienen dos opciones, y aunque la principal es la de Förster (dos triunfos este año, uno de ellos en el Giro), Haussler se ganó en Dauphiné un voto de confianza para intentarlo. Por si fuera poco, tienen también a Krauss, Scholz, Schumacher (ganador de la Amstel además de una etapa en Tirreno y otra en Baviera, además de la general), Weggman (tras vestirlo el año pasado, dice venir a por el maillot blanco a puntos rojos) y Wrolich.
  • Lampre. Tras una mala actuación de Cunego en el Giro, el último maillot blanco no asistirá a la Grand Boucle, por lo que deja a Valjavec (lleva buenas actuaciones en vueltas como Valencia, donde fue segundo, además de París-Niza, Dauphine o País Vasco) y Vila (decimoquinto en el Giro) como bazas para la general. Sin embargo buscarán victorias de etapa, por lo que han traído toda su artillería para las llegadas masivas, como son Bennati (5 victorias este año) y Napolitano (ganador de etapa en el Giro, además de en Murcia y Eslovenia). Además completan el equipo Ballan (ganador de la Vuelta a Flandes y de la Panne), Bossoni, Corioni, Bruseghin (vencedor de la cronoescalada del Giro en el que acabó octavo) y Righi.
  • Liquigas. Los ganadores del Giro llevan como líder a un español, Manolo Beltrán, que acostumbrado a trabajar para Armstrong en las últimas temporadas, asumirá el rol de jefe, tras ser octavo en Dauphine y llevarse una de las etapas del País Vasco. Además cuentan con dos grandes cazadores de etapas, y aunque a Quinziato le cuesta rematar, Pozzato ha demostrado que se puede confiar en el, como ha demostrado este año en Haut Var y Het Volk. Los otros corredores son Albasini (ganador de etapa en la Sarthe), Calström, Kuschinsky, Wegelius y Willems.
  • Predictor. Cadel Evans es un aspirante a las primeras posiciones muy fiable, pero le falta algo de ambición para aspirar a cotas mas altas, y es que el australiano es demasiado conservador. Pese a ello cuenta con buenos resultados este año, habiendo estado en el top-10 en Paris-Niza, Romandía y Dauphine, además del quinto lugar el año pasado en los Campos Eliseos. Como gregario de lujo tiene a Horner, quinto en Romandía, y centrado mas en las vueltas de una semana. Sin embargo no acaba aquí la participación del equipo belga, ya que con McEwen tienen garantizada la presencia en los sprints, y en la lucha por el jersey verde, además de contar con cuatro triunfos este año, todos ellos Pro-Tour y en todas las vueltas de esta categoría que ha disputado. También debemos mencionar a Aerts, Cioni (segundo en Andalucía, de donde se marchó con una etapa), Hoste (sub-campeón en Flandes, Rodríguez (ganador de una etapa en Georgia), Vansevenant y Van Summeren.
  • Quick-Step. Tom Boonen vuelve a tener la oportunidad de vestir el maillot amarillo ante sus paisanos, aunque para ello tiene que realizar un buen prólogo y mas tarde hacerse con bonificaciones en las jornadas siguientes, por lo que sus problemas físicos deberían estar olvidados, como demostró con su victoria en la Vuelta a Bélgica. Si en esta ocasión no queman bastante a Gárate en las etapas llanas, el irundarra podría intentarlo en alguna etapa y darles presencia en la general. Los demás no son corredores de primera fila, pero seguro que mas de uno dará alguna sorpresa, como son Barredo, de Jongh, Rosseler, Steegmans (tres victorias este año, cuando no tenía que trabajar para Boonen), Tankin, Tossato y Vasseur.
  • Rabobank. Otra oportunidad para Menchov, que fue sexto el año pasado, aunque en el inicio del Tour parecía de los candidatos mas firmes. Este año cuenta con una victoria, en la cronoescalada de Cataluña, en donde fue tercero en la general, mientras que en Dauphine acabó cuarto. A la general también pueden aspirar otros como Dekker (como poco luchará por el maillot blanco tras ganar una etapa y la general en Romandía, y otro triunfo parcial en Mallorca), y Rasmussen (como poco irá a por una etapa y la general de la montaña como los últimos años), además de Boogerd en su última participación. En las llegadas masivas Freire será su hombre, a no ser que un forúnculo le impida participar para repetir sus dos etapas del año pasado. Por si fuera poco, también tienen en sus filas a de Groot, Flecha (segundo en Rouvaix, pero sigue con muchas dificultades para ganar), Niermann y Weening (ya dos años desde su triunfo de etapa, y desde entonces no ha hecho casi nada).
  • Saunier. Enésima oportunidad para Mayo, y aunque no ha corrido su carrera talismán, el Dauphiné, llega con una gran victoria este año, como es una etapa del Giro. Para la general no sabremos si estará, y la baja de Marchante no sabemos como les afectará, mientras que Cobo, vencedor en País Vasco tiene ante si una gran oportunidad. Para las llegadas habrá que ver como evoluciona Ventoso, que tras arrasar en Castilla-León, intentará encumbrarse con una gran victoria a sumar a la ya obtenida el año pasado en Almendralejo. Tras ellos están Cañada, Camaño, de la Fuente (el mas combativo el año pasado, y aunque se quedó sin premio en la montaña, este año ya tiene una victoria, conseguida en Llodio), Lobato, Millar (el prólogo es en su país, y ya ganó el de Paris-Niza, pero desde entonces le han superado Wiggins o Cancellara) y Rinero.
  • T-Mobile. Michael Rogers ha pasado de ser un excelente cróner a ser además un vueltómano de segunda fila, como demostró el año pasado entrando en el Top-10 del Tour. Este año ya ha sido segundo en Cataluña, pero en Suiza se retiró por lesión, por lo que es difícil saber como llega. Kirchen por su parte ha sido segundo en Tirreno y Suiza, pero parece que es mas fácil que luche por victorias parciales antes que por la general, al igual que Sinkewitz, que ya ha ganado este año en el GP Frankfurt. No solo aquí acaban sus opciones, pues en los sprints tienen dos ruedas a seguir, como es el caso de Eisel (mal año, pese a sus dos triunfos en Estados Unidos y el conseguido en Portugal) y Cavendish (todo lo contrario, y es que lleva seis victorias, dos de ellas Pro-Tour con solo 21 años). Los demás son Merckx, Gerdemann, Burghardt (ganador de la Gante-Wevelgem) y Grabsch (campeón alemán contra el crono).
  • Team CSC. El equipo mas equilibrado de todos, y es que tienen cubiertas todas las opciones. Para las contrarrelojes tienen a los dos mejores del mundo, como son Cancellara (campeón mundial, y que se llevó las dos cronos de Suiza) y Zabriskie (sub-campeón mundial y quinto clasificado en Dauphine, aunque le está faltando rematar). En lo que a la general se refiere tienen a Carlos Sastre, tercer clasificado el año pasado tras la descalificación de Landis, y que se ha dejado llevar en todo lo que llevamos de temporada, y a Frank Schleck, que intentará volver a ser el mas conocido de los dos hermanos, y entrar en el top-10, tras quedarse a las puertas el año pasado. Si acaso su puesto menos cubierto es el sprint, pero O´Grady les dará todos los días un puesto entre los primeros, aunque el ganador en Rouvaix tiene difícil ganar una etapa. Los demás, además de trabajar, tienen mucho peligro en las fugas, como dice el nombre de Arvesen (ganador este año de una etapa en el Giro), Voigt (etapa y general en el Criterium Internacional, además de un triunfo parcial en País Vasco), Cuesta y Vandevelde.
  • Team Milram. La mayor baja de esta edición es la de Ale Jet, el corredor con mas victorias de la temporada, pues no ha conseguido explicar un nivel alto en uno de los controles del Giro. Por lo tanto, el treno deberá trabajar para Zabel, que aunque cumplió ayer 39 años, la temporada pasada volvió a demostrar que la clase siempre se lleva con dos etapas en la Vuelta y el subcampeonato mundial en ruta, a lo cual ha unido este año dos etapas en Baviera y otra en Suiza. Para el trabajarán Cortinovis, Grabsch, Grivko, Knees, Lancaster, Ongarato, Poitschke y Sieberg (segundo en la Kuurne), los cuales también querrán dejarse ver en fugas.
  • Agritubel. Pese a ser los únicos continentales-profesionales franceses, es un equipo con un cierto aroma a España, y es que tres de sus corredores son de nuestro país. En principio Mercado es su jefe de filas, pues además consiguió el año pasado una victoria de etapa, pero el triunfo del bejarano Dueñas en el Tour del Porvenir pasado podría darle opciones. Los demás estarán en todas las fugas posibles, pues para eso han seleccionado a Feillu (vencedor en los Boucles de l´Aulne y una etapa en Luxemburgo), Bichot, Eduardo Gonzalo, Hervé, Jalabert (ganador de la Clásica del Loire Atlántico), Salmon y Vogondy.
  • Barloworld. La invitación ya es un gran premio para este equipo, pero seguro que intentan realizar una buena actuación. Para ello combinan buenos escaladores con corredores rápidos. Todos ellos buscarán una victoria por medio de escapada, y el que mas opciones tiene es Hunter, que ya ha ganado la general y una etapa en Santarem y Picardía, además de una etapa en Alcobendas. Los demás también son bastante interesantes, como es el caso de Cárdenas, Cheula, Degano (también podría entrar en los sprints, tras su triunfo en el GP Correos portugués), Alex Efimkin (vencedor de la Semana Lombarda), Longo, Siutsou, Soler (el colombiano se tiene que curtir con los mejores de este deporte tras ser segundo en la Milán-Turín) y Thomas.

9 comentarios:

Ludwig dijo...

Muy bueno Ricardo, enhorabuena de verdad. Cada día lo haces mejor.
¿Te molestarás si respondo a alguna cosilla? :)

avenida dijo...

Responde responde, en eso está lo chulo de esto:D Eso si, no me seas muy cruel ;) Y muchas gracias por los piropos, jeje

zaragocista dijo...

Me quito el sombrero con tu post...bueno y también porque hace mucho calor.

Sensacional amigo, brutal tu previa. El recorrido beneficia a los escaladores, porque eso de la primera crono después de montaña....

zaragocista dijo...

Exhibición de Cancellara en la prólogo, y golpe de efecto de Kloden y Vinokourov. Alejandro se ha defendido, Pereiro muy bien, Sastre cogiendo el ritmo....


Saludos.

avenida dijo...

Lo de Cancellara, al igual que Klöden, ha sido increíble. A ver como reaccionan en Astaná, porque en un principio el alemán trabajaría solo para Vino, pero con esta exhibición...

sixers29 dijo...

increíble post,vaya trabajo bien hecho.No sabía que Kloden y Mayo se habían ido a otros equipos.Me gustaría que Kloden ganase el tour.

ludwig dijo...

* Tienes razón, Vino es la principal baza de Astaná, pero para yo diría más que eso, es el amo del equipo, todos los demás están en este equipo para que Vino gane este Tour, y por eso no solo han planificado la temporada de cara a esta carrera sino que han traido a toda su artillería pesada. Es que no falta nadie.
Vino tiene un historial de vcitorias espectacular y está ante su carrera y su momento. Si no gana será un sorpresón.
Para mí solo hay una duda, ¿quien son los "men in black"? ¿que relación tenía con el dr. Ferrari? ¿estaba con Fuentes? resumiendo: ¿caerá sobre él la UCI en este Tour? ¿será la gran víctima?
* Atención a Gadret, Di Gregorio y Fothen en la montaña
* Veo bien a Gárate, llega con pocos kilómetros y espero que vaya de menos a más ¿top ten?
* Para mí Sastre DEBE subir al podio
* Alexander Efimkin creo que puede dar la sorpresa y hacer de los 10 primeros.

Pierce dijo...

Vaya previas te curras tio, un trabajador nato jaja!!!

La verdad esque de ciclismo no estoy enterado, pero con estos post uno se hace una idea rapido. Buen post avenida

Anónimo dijo...

JORGE EDUARDO DICE

Juan Mauricio Soler Hernandez.

Una muy destacada actuacion en el tour, de seguro queda entre los quince primeros,y para ser su primera actuacion en el Tour es mucho que decir, podemos tener un campeon del tour en dos años.