martes, noviembre 20, 2007

T-Mobile: viejo equipo, jóvenes corredores.

Ya sea como Telecom, o como T-Mobile, el conjunto alemán es una institución viva de este deporte, y es que por sus filas han pasado corredores como Ülrich, Zabel, Vinokourov o Klöden entre otros. Sin embargo, tras un año de "transición" (no en vano ganaron grandes carreras como la Gante-Wevelgem o dos etapas de la Vuelta a España) se han movido bastante en el mercado, manteniendo además a sus jóvenes promesas. Para la próxima temporada por lo tanto tienen un joven equipo, pero que debería conseguir grandes resultados en muchos terrenos diferentes.

Donde cuentan con mas potencial es en las llegadas masivas, y es que tienen a grandes especialistas, que además de mejorar, ven como a sus rivales mas importantes les quedan cada vez menos años a un nivel tan alto (a excepción de Tom Boonen y Bennati). Su máximo referente continúa desde el año pasado, y no podría ser otro que el británico Cavendish, el cual está recuperando el nivel del ciclismo en dicho país. Mark Cavendish tiene 21 años, y tras una temporada de "stagiare" en el T-Mobile, el año pasado se confirmó como uno de los mejores velocistas del mundo. Pese a no poder confirmarlo en el paso del Tour por su país, consiguió 11 de sus 16 triunfos como profesional, destacando sobre todo sus dos etapas en Dunkerke y en Cataluña y otra en el Tour del Benelux. Para el próximo año intentará confirmarse en una vuelta grande, además de participar en los Juegos de Pekín de ciclismo en pista, con la esperanza de hacerse con alguna medalla.
Por si fuera poco contar con la revelación del 2007, también cuentan con una de las del 2006, y es que Gerald Ciolek se ganó esa temporada un contrato por el T-Mobile. Ese año consiguió una etapa en la Vuelta a Alemania (país del que fue campeón absoluto en 2005) además del campeonato del Mundo sub-23, con 20 años recién cumplidos. Las esperanzas puestas en este alemán por lo tanto eran enormes, y aunque tardó en destacar el pasado 2007, acabó de una manera enorme, con dos victorias parciales en el Tour de Austria, además de otras tres en la vuelta de su país, siendo firme candidato a sucesor de su compatriota Zabel.
Y para finalizar con el potencial de los rosas en los sprints, otra de las mayores perlas en bruto del panorama mundial, Edvald Boasson-Hagen, que a muchos les recuerda a su compatriota Husovd, y es que su potencia no solo es usada en las "volattas", sino que también es capaz de realizar grandes actuaciones en las cronos (sexto en el campeonato mundial sub-23 contra el reloj). El año pasado, con 20 años, formó parte del Team Bianchi, equipo continental que por tanto no pudo participar en muchas competiciones importantes, pero cuando lo hizo lo aprovechó (las dos etapas de la Paris-Correze además de la general, y una en el recién creado Tour de Irlanda). Sin embargo, por ponerle un pero, podríamos decir que en las ocasiones mas importantes para el (Tour del Porvenir y campeonato del mundo en ruta sub-23) no consiguió ningún triunfo (en el primero de ellos se quedó cerca en una de sus etapas, mientras que en el Mundial acabó por los suelos).

Para las clásicas, además del fichaje-bomba de Hincapie, mantienen a Marcus Burghardt. Este alemán está en el tope para contarlo como joven promesa, y es que cumplirá en junio 25 años, pero este año dejó ya muestras de su calidad que deben ser refrendadas en el que viene. Gracias a una escapada en la que también estaban Ventoso y Freire, Burghardt se apuntó la victoria en la Gante-Wevelgem, y finalizó el año con dos etapas del Tour de Hesse, de nuevo gracias a escapadas. Por lo tanto, debería asegurar algún triunfo, además de grandes puestos en las clásicas del norte, tras dos años entrando en el top-25 en Rouvaix.

Facilmente la pieza que mas haya que pulir sea Tony Martin, gran contrarrelojista, pero que debe ir poco a poco en este su primer año como profesional, y demostrar sus dotes de rodador dejándose ver en escapadas. Este ciclista de 22 años estuvo como Hagen en un equipo continental, pero no tuvo la oportunidad de correr carreras importantes, exceptuando el Tour del Porvenir, en el cual consiguió finalizar en la segunda posición, demostrando que también puede intentarlo en vueltas de una semana. Además, Martin aprenderá de grandes croners como Rogers o Grabsch.
Para finalizar, también tienen algo con lo que aparecer en las grandes vueltas. Sus líderes a priori serán Gerdemann y Rogers, los cuales ya han demostrado su calidad en carreras de tres semanas, pero tampoco se puede dejar de lado al sueco Lövkist. Este ciclista de 23 años no consiguió explotar esta temporada, pero consiguió la victoria en la crono del Criterium Internacional, en el cual finalizó en segunda posición, y se espera que poco a poco se convierta en un verdadero vueltómano. Es un gran contrarrelojista, por lo que debe mejorar sobre todo cuando la carrera tiende hacia arriba.

2 comentarios:

--el pedal-- dijo...

Muy buen post.
Yo la verdad es que espero que tarden bastante en centrar a Lövkvist en las vueltas grandes. No niego que tenga cualidades, pero de momento, al igual que Thomas Dekker y alguno más, debería intentar angrosar palmarés a base de clásicas, etapas y generales de vueltas normales, como París-Niza, Romandía...
Te pongo en favoritos de mi blog ok?

quimaya dijo...

Muy bueno.
Lo acabo de leer y han pasad dos años y todos los que salen en tu post son aora mismo unos cracks.
un saludo