viernes, febrero 29, 2008

Spartak y Ekaterimburgo serán los equipos rusos en la Final Four

El CSKA no pudo colarse en su segunda Final Four consecutiva, y es que fue sorprendido contra todo pronóstico por el Ekaterimburgo, mientras que el Spartak tendrá la oportunidad de revalidar su título tras ganar al Dinamo de Moscu.

UMMC Ekaterimburgo 94-90 CSKA Moscu.

La verdadera sorpresa se produjo el pasado martes, cuando el CSKA caía en su propia casa ante el Ekaterimburgo, pero casi todos esperábamos que las moscovitas forzaran el tercer partido. Sin embargo, el que para muchos es el mejor equipo de Europa, no podrá demostrarlo haciéndose con el título continental que ya se le escapó el año pasado, pues no pudo ganar en casa de su rival, despidiéndose antes de lo previsto de la máxima competición europea de baloncesto femenino.
El partido estuvo marcado por la igualdad, y hasta los últimos instantes no se supo si el Ekaterimburgo se colaría en semifinales por la vía rápida, o tendría que luchar a cara de perro de nuevo en Moscu. A 11 segundos, un triple de Hammon ponía a su equipo a tres puntos, pero no pudieron darle la vuelta al encuentro, que quedaría decidido con un rebote ofensivo de Gruda después de que su compañera Harrower fallara un tiro libre.
La igualdad se vio en casi todos los apartados estadísticos del partido, pero si en uno se pudo basar el triunfo local fue en el acierto desde la línea de 6.25, que solo falló tres de los 13 lanzamientos que intentó, además de los problemas de faltas que tuvieron las estrellas del CSKA (Stepanova acabó eliminada y a una sola falta de sufrir su misma suerte se quedaron Valdemoro, Powell y Wauters). Cinco jugadoras del Ekaterimburgo pasaron de los 10 puntos, lideradas por Bibrzycka (22 puntos, 7 asistencias y 3 robos), que tuvo en Gruda (17 y 6) y Leuchanka (14 y 12) a dos fieles escuderas. Por parte del cuadro moscovita las más destacadas fueron Becky Hammon (24 puntos, con 5/7 en triples), Stepanova (14, 8 y 3 tapones) y Wauters (16).

Dinamo Moscu 58-98 Spartak Moscu.

La eliminatoria comenzó a perderla el Dinamo antes de empezarla, debido a la lesión que tiene a Jekasbone fuera de las canchas durante tres semanas, quizá las que más importaban al conjunto moscovita de toda la temporada. Esto provocó que no pudieran plantar cara al actual campeón, el Spartak de Moscu, que espera revalidar su título, tras haber cedido un solo partido en lo que llevamos de Euroliga.
En el primer cuarto, el Spartak consiguió 11 puntos de renta, que no podrían aumentar mucho mas en el siguiente periodo, pero tras el descanso, se emplearon a fondo para rematar a su rival, consiguiendo una renta escandalosa para las alturas de competición en las que nos encontramos. Hay que salvar del Dinamo a la española Nuria Martínez (14 puntos), así como a la internacional norteamericana Seimone Augustus (12 y 8), mientras que todas las componentes del equipo rival estuvieron a un nivel excelente, destacando sobre todo a Sue Bird (14 y 8), Schegoleva (19, 9 y 3 robos), Taurasi (16 y 7) y Lauren Jackson (16).

Fenerbahce 72-74 Bourges.

El equipo turco intentó hacerse fuerte en su cancha (pese a que solo acudieron 550 espectadores), para forzar un nuevo partido en Francia que las mantuviera con opciones de entrar a la Final Four, pero las francesas querían repetir su participación del año pasado. Las francesas entraron con 7 puntos de ventaja al último cuarto, manteniéndola hasta los instantes finales, en el que una sensacional Pondexter volvía a dar opciones al conjunto otomano. Los últimos segundos de partido fueron frenéticos, con lanzamientos libres por parte de ambos equipos, pero Pondexter recibió una falta con solo un segundo por jugarse, y tres puntos por recuperar, que obligó a que fallara el segundo tiro libre, sin que esto sirviera para empatar.
El Bourges desplegó un gran juego en equipo (15 asistencias, por las 8 del rival), en el que cimentó la victoria, gracias eso sí a una gran Snell (20), y la excelente dirección de Dumerc (6 asistencias). La unión hizo la fuerza, pese al increíble partido de Pondexter (31 puntos y 3 robos), que mantuvo al Fenerbahce en el partido, y casi consiguió la victoria.

Gambrinus Brno 65-55 Ros Casares

El Ros Casares pagó su mal ataque con derrota ante un duro rival, que aprovecharon su buen momento en el segundo y tercer cuarto para entrar a los 10 minutos finales con 16 puntos de desventaja que ya no podrían recuperar. El equipo de Manolo Real ha pagado la poca rotación con la que cuenta debido a las lesiones de Maltsi y Baranova, basando su juego en exceso en sus norteamericanas Douglas y Milton que en esta ocasión no pudieron dominar el encuentro como ya hicieran en Valencia. Pese a entrar 16 abajo al último cuarto, el Ros luchó con todas sus fuerzas, y gracias a Katie Douglas lograron reducir la desventaja a tan solo 4 puntos, pero el técnico rival pidió un tiempo muerto que pareció despejar a sus pupilas, que consiguieron no recibir ningún punto mas en los dos minutos y medio restantes. Los dos equipos apostaron por un partido lento, pero serían las checas las que lanzaran con un acierto mayor, consiguiendo además imponerse en el rebote (consiguieron 12 más que el Ros). De esta manera, el Ros pierde su segundo partido en lo que llevamos de Euroliga, después de realizar su peor anotación de toda la temporada (igualada con la conseguida ante el Dinamo de Moscu).
Como ya hemos dicho, las mejores jugadoras del equipo taronja fueron Delisha Milton (13, 10 y 3 robos) y Douglas (22 y 3 robos), pero serían superadas sobre todo por un mayor juego colectivo de un equipo liderado por Maiga (15 puntos)

3 comentarios:

David Sardinero dijo...

Un saludo crack!

Juanejo dijo...

Ekaterimburgo....gran ciudad. si es que eres un crack, ricard!

true wolf dijo...

A Becky Hammon la he visto en directo dos veces en New York y es una pasada, no sabía que también jugaba en Europa (además está buena, al menos en comparación con muchas jugadoras de basket :P)