jueves, mayo 08, 2008

Previa del Giro 2008

La gran cantidad de acontecimientos que se han juntado estos días me han impedido realizar una previa más extensa, pero me basaré en lo que más me interesa realizar sobre este Giro 2008, y es un análisis acerca de la participación (el espectacular recorrido lo podéis ver detallado en la presentación que ha hecho Gilberto_Simoni en Parlamento, o Zaugg en el Mortirolo).


LOS PARTICIPANTES

  • LPR. Solo tres ganadores del Giro participan en esta edición, y dos de ellos están en este equipo, que pese a ello compite en la categoría Continental-Pro. Uno de ellos es el vigente campeón, Danilo di Luca, que fue el gran dominador de la última Corsa Rosa, después de haber ganado semanas antes la Lieja. Este año no ha podido participar en las Árdenas y ha basado toda su temporada en el Giro, y aunque cuenta con resultados interesantes, esta temporada, como su victoria en la Semana Lombarda (de donde además se llevó una etapa), sus opciones no parecen ser muy elevadas, y es que pocos creen que ruede a un nivel similar al del año pasado. Su escudero de lujo, como ya lo fuera la próxima temporada para Mazzoleni, es otro ganador de esta carrera, Paolo Savoldelli. "Il Falco" fue segundo en la Semana Lombarda, ganada por su compañero Di Luca, para el cual tendrá que trabajar, con libertad en alguna etapa (ha conseguido triunfos parciales en las últimas tres ediciones), sobre todo las contrarrelojs. El resto de gregarios de Di Luca serán Bailetti, Bosisio (ganador este mismo año del Giro d´Oro, llegando acompañado de Di Luca), Chiarini, Ermeti, Golcer (cuarto clasificado en el Giro del Trentino), Pietropolli (muchos buenos puestos, pero además consiguió la victoria en la Challenge de Calabria, aparte de una etapa) y Spezialetti.
  • AG2R. Vienen liderados por uno de sus fichajes, el esloveno Tadej Valjavec, que buscaba una mayor libertad, después de estar en el equipo de uno de los eternos favoritos de esta carrera, Damiano Cunego. Valjavec ha corrido muy poco (su mejor resultado es la 14ª plaza en la Tirreno Adriático) en lo que llevamos de temporada, pero si llega al Giro en forma seguramente esté en el top-10 (ya lo fue el año pasado en Dauphine, País Vasco o París-Niza entre otras). En la lucha por etapas de con un perfil duro debemos destacar a Nocentini. El italiano no ha demostrado ser válido para la general de una carrera tan larga, pero este año ya ha sido segundo en París-Niza, y ganó el GP Lugano (por delante de su verdugo en Niza, Rebellin), además de ser 7º en una durísima San Remo. Mientras tanto, en las volattas cuentan con Usov, que si bien no es un killer (aunque ganó una etapa en Langkawi), sumará buenos puestos en las llegadas masivas (el año pasado apareció en el top-10 en siete etapas de esta carrera). El equipo lo completan Deignan, Mandri(top-25 en la pasada Vuelta), Mangel (segundo el año pasado en la etapa con llegada a Lienz ganada por Garzelli), Rousseau, Sonnery y Krivstov (corredor muy combativo, algo que le sirvió para ser cuarto en la Het Volk).
  • Astaná. Decisión polémica la de su elección, no por la calidad de su equipo, de lo que no cabe ninguna duda, sino por el momento en que se produjo, y es que se confirmó su participación una semana antes del comienzo de la carrera. Tenían la obligación de traer sus tres estrellas, por lo que Klöden, Leipheimer y Contador se repartirán el protagonismo. El primero de ellos es el que más fuerte llega, tras haber ganado Romandía (además de la crono), y ya ha sido podio en dos ocasiones en el Tour, por lo que a priori debería ser el líder de este equipo. La otra opción es el mejor corredor de estos tiempos en carreras por etapas, Alberto Contador, ganador del pasado Tour (aunque en circunstancias especiales tras la exclusión de Rasmussen), y que ya ha ganado esta temporada País Vasco y Castilla-León (además de dos etapas en ambas carreras). Sin embargo hay que ver como llega el de Pinto, que en la última semana si que debería haber pillado su mejor forma, aunque en la dura primera semana se puede dejar mucho tiempo. Leipheimer por su parte parece el que menos opciones tiene de los tres, pese a que viene de ser ganador en California y tercero en Georgia. Los que completan el nueve también son grandes ciclistas, que en cualquier etapa pueden ser protagonistas, como Gusev, Colom, Iglinsky (9º en Romandía, donde se llevó la segunda etapa), Noval, Mizourov y Bazayev (6º en la reciente Vuelta a Turquía).
  • Barloworld. Buen equipo el que trae el Barloworld a este Giro, aunque no sabemos aún como afrontarán sus líderes la Corsa Rosa, sobre todo Mauricio Soler. El colombiano viene de ganar la montaña en el Tour, de donde se marchó con la undécima plaza además de una etapa (la que finalizó en Briançon), y aunque dice que afronta esta carrera para preparar la ronda francesa, se le ha visto fuerte durante todas las carreras que ha disputado, siendo segundo en Castilla-León (solo superado por Contado). Otra opción para la general podría ser el campeón austríaco Pffanberger, pero podría llegar quizá algo pasado de forma tras brillar en las Clásicas de las Árdenas (sexto en Amstel, noveno en Flecha y quinto en Lieja). Para la lucha por etapas, su mejor representante es Gasparotto, que ya sabe lo que es vestir la maglia rosa (que se lo digan a Di Luca) y lleva una temporada espectacular, después de ganar una etapa y ser tercero en La Panne (perdiendo el liderato en la crono) y siendo segundo en Tirreno. El resto del equipo estará formado por Belloti (quinto en el Trentino), Calcagni (vencedor del GP Pino Cerami), Cárdenas, Cummings (2º en la Challenge de Calabria, donde ganó una etapa), Scognamiglio y Thomas.
  • Caisse d´Epargne. Dos gallos para la general, pero ninguno de ellos ha dado muestras fiables en carreras de tres semanas al menos en los últimos años, por lo que es una incógnita el papel de este equipo en la general. Estos de los que hablamos son Karpets y Rujano. El ruso llegó a ser 7º en la Corsa Rosa en 2005 (al igual que el año pasado en la Vuelta), pero en el Tour no acaba de despuntar, y eso que llegaba tras vencer en dos carreras tan imporantes como Suiza y Cataluña. Rujano por su parte llegó a ser tercero en la edición de 2005, quedándose a 45 segundos del ganador, pero desde entonces no ha vuelto a hacer nada de renombre. Su mejor apuesta, para las etapas, será el campeón español Joaquim Rodríguez, que viene de ser octavo en las tres carreras de las Árdenas, y ya ganó esta temporada en Italia (en una etapa de la Tirreno con final en Montelupone). El resto del equipo estará para luchar por etapas, pues varios de sus componentes ya saben lo que es ganar en esta carrera, y está formado por Horrach, Lastras (ganador de la Vuelta a Andalucía), Perget, Marlon Pérez, y Pasamontes.
  • Cofidis. Equipo bastante flojo, como las últimas temporadas, pero que seguro que busca dejarse ver por las tierras italianas, subsanando esta falta de calidad con algo de pundonor. Para esta misión destaca Buffaz, corredor muy combativo (como demostró el año pasado en esta carrera) y que fue quinto en Down Under. Eso si, la verdadera opción para ganar etapas es Nick Nuyens, segundo clasificado tanto en la Het Volk, como en el Tour de Flandes, demostrando lo bien que rueda por el pavés. El equipo lo completan luchadores como Duclos-Lasalle (ganador de la Marsellesa, y que intentará meterse en las volattas), B.Fernández, Hartmann (ganador de etapa en el pasado Tour del Porvenir), Huguet (ciclista habitual en los top-10 de la Copa Francesa), Monier y Verbrugghe (ganador de etapa hace dos años en Saltara).
  • CSF Group. Otro equipo supercombativo, que año a año se gana la plaza gracias a esto, y a los buenos corredores con los que cuenta. Gracias a Laverde, lleva dos años consecutivos mojando, y el ciclista colombiano intentará que sea el tercero consecutivo, para lo que afinó su puesta a punto con una tercera plaza en el GP Industria. Otra de las grandes bazas, es Richeze, que el año pasado ya se quedó a las puertas, y que esta temporada cuenta ya con dos triunfos (en Turquía y La Sarthe). Tampoco podemos dejar de lado a aquellos que más opciones tienen para hacer top-10, pero que buscarán también sus opciones de etapa, como Pozzovivo y Sella. El primero de ellos lleva una progresión lenta pero segura, ya fue top-20 el año pasado y ha sido esta temporada tercero en el Trentino, mientras que Sella lleva más años rondando el Top-10 y este año al menos ha conseguido ganar, una etapa en la Semana Internacional, y viene de ser séptimo en Trentino. El resto de corredores no están para rellenar, sino que seguramente estén luchando por alguna etapa y dejando ver su maillot. Son Baliani (ganador del GP Camaiore el año pasado), Perez Cuapio, Savini (vencedor de etapa este año en Turquía y Langkawi) y Dall´Antonia.
  • Euskaltel. Equipo de circunstancias el que han presentado los naranjas, sin ninguna de sus posibles bazas para la general, pero que intentarán buscar etapas. El más indicado para ello es Koldo Fernández, que tras su victoria el año pasado en Tirreno parece estar muy agusto en Italia, y que ya corrió el pasado Giro (su mejor puesto una séptima plaza en una de las llegadas masivas). Este año lleva dos victorias, en Murcia y Castilla-León, por lo que habrá que tenerle en cuenta en las pocas etapas que se decidan al sprint masivo. Otra de sus mejores opciones es Landaluze, que fue 14º en San Remo (propiciando el ataque mortal de Cancellara), y que el año pasado se quedó cerca de ganar en el Tour, en le Grand Bornard. El resto de corredores buscarán sobre todo filtrarse en fugas, e intentar sorprender, y son Aperibay, Agirre, Galdós (13º en Flecha-Valona), Galparsoro, Irízar (segundo en el prólogo de Paris-Niza), Alan Pérez y Velasco.
  • Françaisse. Otros que vienen obligados, y por ello traen un equipo bastante flojo para la ronda italiana, con pocas opciones de brillar. Quizá la mejor de ellas sea la de Hutarovich en los sprints, pues el bielorruso ya ha ganado uno esta temporada (en los 3 Días del Flandes Occidental) y seguro que para sumar puestos al menos ayuda. También hay que seguir de cerca a Vanendert, 12º en la Flecha Valona del año pasado, y que intentará brillar cuando la carretera se empine. Para completar el equipo estarán Cherel, Gudsell, Jegou (ganador en la Amissa Bongo y con buenos puestos en semiclásicas francesas), Le Boulanger, Levarlet, Roy y Veikkanen (el cual quiere aspirar al top-20 en la general).
  • Gerolsteiner. Sin baza para la general, como suelen hacer, buscarán etapas sueltas, y para ello cuentan con dos grandes estandartes. En caso de que la llegada sea masiva, habrá que confiar en las opciones de Robert Förster, que en las dos últimas temporadas se ha marchado del Giro con una etapa en el zurrón, y que este año ya se llevó dos triunfos del Algarve. Si la etapa es como una clásica, aquí entrará en juego Rebellin, que este año pudo ganar Paris-Niza (además de Haut Var), pero en las Árdenas se quedó con las ganas (segundo en Lieja, sexto en Flecha y cuarto en Amstel), además de ser cuarto en San Remo. El resto del equipo lo forman T.Fothen, Fröhlinger, Gatto (progresando poco a poco en las volattas), Krauss, Moletta, Ordowski y Russ.
  • High Road. Equipo bastante completo el que ha presentado el sucesor de T-Mobile a la ronda italiana. Para los sprints, tienen una baza importantísima, pues Cavendish ya ha demostrado que está tocado por una varita mágica, e intentará su primera etapa en una grande. Hasta ahora, esta misma temporada lleva el prólogo de Romandía, dos etapas en la Panne y la Scheldejpris, mientras que su compañero en las volattas Greipel se hizo con el Down under y cuatro de sus etapas. Para la general a los que hay que contar sobre todo es a Pinotti, y a Siutsou. El italiano vistió el año pasado la maglia rosa, se proclamó campeón nacional contra el crono, y fue top-20 en el Giro, y por si fuera poco viene de ser tercero en Romandía. El bielorruso en cambio acaba de ganar un disputado Tour de Georgia. Los otros componentes del equipo son Martin (joven croner, segundo el año pasado en el Tour del Porvenir y que lleva una victoria esta temporada), Hansen (campeón australiano contra el crono), Possoni (15º en Romandía), Rabon y Wiggins.
  • Lampre. Sin su líder de las últimas temporadas, Damiano Cunego, se quedan algo huérfanos en la lucha por la general, y presentan un equipo algo más flojo que años anteriores, pero que seguro que da algo de guerra. Bruseghin no abandonó finalmente el ciclismo, e intentará hacer unos resultados similares a los del año pasado, donde se llevó la cronoescalada y finalizó octavo. Cuando la carrera pique para arriba, además de Marzio, habrá que estar atentos a Szmyd (11º en Romandía) y Spilak (noveno en Flandes, pero a su vez 12º en Paris-Niza, además de llevarse el año pasado la Cote Picarde). Para las llegadas masivas no cuentan con un corredor claro, pero seguro que en alguna de ellas vemos meterse al veterano Baldato, 10º este mismo año en Rouvaix. Y para aquellas llegadas rápidas pero con algo de dureza, hay que estar muy atentos a Lorenzetto, pues ya cuenta con dos victorias este año y además fue quinto en San Remo. También correrán Bossoni, Loosli, Santambrogio y Gavazzi.
  • Liquigas. Perdieron a Di Luca, pero aún así su equipo va a presentar mucha batalla en esta edición. Bennati comenzó a correr hace bien poco, pero llega en un gran estado de forma, como ha demostrado en Romandía (segundo en dos etapas y ganador en la última). Además, en la general, Pellizotti tendrá libertad, tras ser top-10 los dos últimos años, aunque habrá que ver si no acaba superándole el joven Nibali, que ganó el Giro del Trentino además de una etapa y fue 10º en Lieja. Tampoco hay que perderse el rendimiento de Cataldo, vencedor de dos etapas en el pasado Tour del Porvenir. El resto de ciclistas son Carlström (ganador de una etapa en Paris-Niza), Mihojlevic, Noe (líder el año pasado), Vanotti y Wegellius.
  • Quick Step. Equipo bastante completo el que presentan los belgas, con corredores que pueden brillar prácticamente en cualquiera de los terrenos. Donde más cojos podrían andar será en las llegadas masivas, pues aunque Bettini tiene calidad como para vencer a los grandes capos de la especialidad, necesitará algo de dureza (la cual seguro que aparece). Il Grillo volverá a vestir el maillot arco-iris, pero lleva dos años con la maldición que esta prenda conlleva, y desde Stuttgart no ha vuelto a alzar los brazos. En etapas con perfiles de clásicas, en caso de que falle Bettini, veremos al campeón italiano, Visconti, aunque en las Árdenas no ha dado el paso adelante que muchos esperábamos. Para la general tienen una baza importante, como es la de Gárate, que el año pasado no pudo participar, pero que siempre se toma esta carrera con ganas. Esta temporada ha sido 7º en Romandía y 6º en Niza. Los demás componentes del equipo también pueden luchar por etapas, pues los nombres son importantes, como Efimkin (10º en Niza), Engels, Facci, Schwab, Seeldrayers (a punto de ganar el año pasado una etapa en Dauphiné, y que a sus 21 años intentará hacer que suene su nombre) y Tonti.
  • Rabobank. No sabemos con qué idea viene Menchov, que si se involucra puede dar mucha guerra (es el ganador de la última vuelta de tres semanas disputada hasta ahora, la Vuelta a España). A priori el ruso viene a rodar para el Tour y realizar tests para dicha carrera, pero ya le hemos visto fuerte tanto en Castilla-León (fue quinto), como en Romandía (cuarto). Como segunda baza destaca Ardila, top-10 en la Vuelta hace años, pero desde entonces no ha vuelto a dar muestras de su potencial. Aún así viene de ser tercero en Frankfurt. En la lucha por las etapas Graeme Brown debería ser su principal apuesta en las llegadas al sprint, y esta temporada ya se hizo con una etapa en Murcia, aunque debe consagrarse aún en vueltas de tres semanas (el año pasado se fue a casa la tercera jornada). El resto del equipo holandés lo compondrán De Groot, Eltink, Hayman, Kozontchuk, Lowik y Martens.
  • Saunier Duval. Su temporada está a años luz de la pasada, en la que realizaron un gran Giro, pero aún así no hay que darlos por enterrados, pues cuentan con dos corredores capaces de realizar una gran carrera. Riccardo Riccò demuestra día a día que lo que le falla es la cabeza, y este año es un claro ejemplo, en el que sus resultados más destacados son la quinta plaza en el GP Indurain, y la 20º en Lieja. Eso si, si se centra es favorito hasta a la victoria (pese a sus malas cronos), pues no en vano ya fue sexto el año pasado, y además ganó una etapa. Tampoco hemos de olvidar a Piepoli, que lleva dos años marchándose con un triunfo parcial, y que acaba de ser 15º en Lieja. En las volattas su apuesta será Pagliarini, ganador de una etapa en California, y que intentará sorprender a los más rápidos que el. El resto del equipo lo forman Benítez (segundo en Turquía demostrando llegar en forma, y sexto en Down under), Belohvosciks, Capecchi, Cañada, Capelli y Camaño.
  • Serramenti. Equipo típico en esta carrera (con el nombre de Selle-Italia), pero que en esta ocasión llega con uno de los favoritos, Gilberto Simono. Gibo ya cuenta con 36 años, y esto juega en su contra, pero sin embargo no se le puede tachar de la lista de favoritos, como mínimo para ocupar uno de los escalones del podio, del que se quedó fuera el año pasado tras ser cuarto. Esta temporada no le hemos visto demasiado, pero seguro que ha afinado su puesta a punto para llegar en plenitud de forma a este momento. Para este objetivo trabajará todo el equipo, salvo Danilo Hondo, que tendrá libertad en los sprints, y este año ya ganó una etapa en Malasia. El resto, corredores veteranos que si en alguna etapa tienen libertad pueden estar adelante, como Alessandro Bertolini (gran final de temporada en semiclásicas de su país, y 11º este año en San Remo), Illiano (vencedor de etapa en Tirreno y 13º en San Remo), Ivanov (ganador en el Tour de Langkawi), Missaglia, Nardello, Ochoa y Serpa (top-10 en el Trentino y ganador de etapa en Langkawi).
  • Silence. Hay que estar atentos a como llega McEwen, pues podría convertirse en el dominador de los sprinters, y más con la baja de Petacchi. El australiano está realizando una campaña discreta, pero en Romandía estrenó su casillero de triunfos, y eso quiere decir que llega en buen momento al Giro, de donde se ha marchado los últimos cuatro años con al menos una etapa. Para la general no tienen un líder claro, pero habrá que ver si Van Huffel vuelve a su buen nivel de hace dos años en esta carrera (fue top-20 dos temporadas consecutivas). También hemos de seguir en esta lucha, o al menos en la de alguna etapa, al campeón australiano Mattew Lloyd, top 25 en las tres clásicas de las Árdenas y podio en el Baby Giro de 2006. Para completar el equipo, Steurs, Cornu, De Greef, Devenys, Gates y Van den Broeck.
  • Slipstream. Su equipo está diseñado cara a la contrarreloj por equipos, que es su máximo objetivo, y en la que parten como favoritos número uno, después de haber ganado ya la de Georgia ante equipos como Astaná. Para ello, destacar la presencia de Zabriskie, que luchó por las cronos el año pasado, quedándose en todas ellas a las puertas, y que este año cuenta como mejor resultado con una sexta plaza en California. En las etapas llanas, habrá que ver por quien optan como esprinter, si Dean (campeón neozelandés) o Sutton (cuarto en el Tour de Qatar). Para la general, habrá que ver como se lo toman, pero su mejor corredor podría ser Hesjedal, que ya fue octavo en la Tirreno, aunque dice venir con la lucha por etapas como único objetivo. Al resto del equipo también hay que seguirle con lupa, y sus protagonistas son Backstedt, McCarty, Millar (campeón británico y segundo en California), Pate y Vandevelde (ganador de la crono de La Sarthe y séptimo en Georgia, donde fue segundo en la general).
  • CSC. Equipo que poco tiene que ver con el que presentaban los de Riis las pasadas temporadas, y aunque no se sabe como estarán para la general, tienen corredores para ganar en cualquier terreno. En las llegadas masivas no cuentan con Haedo, pero tienen a O´Grady, que siempre aparece en las primeras plazas, y que viene de ser quinto en Rouvaix y octavo en Wevelgem. Habrá que vigilar también a un McGee que llegó a ser octavo, pero que poco se parece a aquel corredor, y esta edición a la de ese 2004. En la general, las dos bazas principales son Chris Sorensen (sexto en la pasada Vuelta a Alemania) y Gustav Larsson (podría llegar algo pasado de forma tras ser quinto en California, sexto en Tirreno y segundo en el Criterium). Tampoco podemos dejarnos a un Voigt aconstumbrado a dejarse ver casi siempre que corre, y que ya ganó el Criterium Internacional esta misma temporada. El resto del equipo lo conforman Lund, Sorensen, Blaudzun y McCartney.
  • Milram. Como en casi todas las carreras, basados única y exclusivamente en las llegadas masivas, en las que no podrán contar con Petacchi, que ha sido substituido por Zabel por enfermedad (más tarde se confirmaría su positivo). El alemán no tenía esta carrera en sus objetivos, pero es uno de los mayores profesionales de todo el pelotón, y e stará seguro entre los primeros en cualquier llegada masiva, de las cuales ha ganado una este año en la Vuelta a la Comunidad Valenciana. En sus compañeros podríamos destacar también al ex-campeón mundial Astarloa si se libra de trabajar en el treno, que tras haber superado su toxoplasmosis, parece ir poco a poco recuperando su nivel. En la general, su única baza posible sería Ghisalberi, 21º en 2006. Los otros corredores son Eichler, Jurco, Ongarato, Poitschke, Sabatini y Velo.
  • Tinkoff. Segunda temporada del Tinkoff en esta carrera, y seguro que vuelven a ser tan combativos como el año pasado, aunque con la tranquilidad de tener a un esprinter de calidad como Loddo por si las fugas no llegan. El italiano ya ganó una etapa en Langkawi y otra en Qatar. Para la general, su baza será como el año pasado Petrov, el cual fue séptimo, y que viene de ser décimo en el Trentino. Como corredor a seguir, está Ignatiev, por ver si sigue progresando al ritmo esperado, sobre todo en las cronos. El resto del equipo luchará en todo momento, y puede llevarse una etapa sin problemas. Sus corredores son Mazzanti (top-25 en Lieja y Flecha, además de 12º en Tirreno), Trussov, Brutt, Klimov y Serov.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

uuuu demasiadas letras



pd: me lo estoy leyendo, realmente increible el trabajo

Alvaro Calleja dijo...

Demasiado corta la previa...
xD

Un saludo crack!

Conde dijo...

Excelente trabajo avenida!!! Eres un maestro. Solo queria preguntar si en alguna gran vuelta anterior tuvieron tanta importancia y candidatos a ganar la general ciclistas de los equipos "de segunda" como se da el caso en esta edicion.

Saludos

avenida dijo...

Gracias a todos;) Y conde, pues al menos en lo que yo recuerdo no, pero es lo que tiene esta farsa del Pro-Tour, y más con tanto escándalo de dopaje, que ha provocado que los grandes que dieron positivo se tuvieran que marchar a equipos "pequeños". El Slipstream tampoco estaba entre los teóricos de primera, y se lleva la primera etapa;)

Ludwig dijo...

Muy buena previa Ricardo.
Cada día te lo curras más ;)
Aupa ese Contador

Borovnia dijo...

Saludos de nuevo,
Ya ha empezado la puja en eBay por la camiseta oficial firmada por todos los jugadores de la Selección Española de Basket y por su seleccionador Aíto García Reneses. Podéis ver el video en el que los jugadores y su seleccionador firman la camiseta en el siguiente link: http://es.youtube.com/watch?v=ia5g8rPiyfE Los beneficios serán invertidos en un cortometraje solidario.
Hasta pronto.