sábado, agosto 23, 2008

Craviotto y Pérez Rial dieron la de Cal

El piragüismo llegaba con la esperanza del oro de David Cal, pero el pontevedrés no pudo conseguirlo, quedándose como ayer a las puertas, y sumando su tercera plata en unos Juegos. Sin embargo poco después, el K2 500 consiguió la medalla que parecía destinada para Cal, y conseguían llevar a España a su decimoséptima persea.
A esto influyeron también las chicas de la sincro, que se hicieron con la plata, al igual que los chicos del hockey.

  • Atletismo. En el 1500 femenino se esfumó una de las pocas posibilidades de medalla que quedaban para el atletismo español, que si no lo evitan los maratonistas, se irá de vacío de Pekín. Natalia Rodríguez no estuvo atenta cuando se rompió el grupo, y aunque consiguió su mejor marca del año, finalizó en sexta posición, llegando fundida a la recta final, mientras que Iris Fuentes-Pila fue octava, logrando su objetivo, el diploma olímpico. El oro fue para la keniata Langat, que se marchó con una Yusuf Jamal que llegaría hundida a la meta. La plata y el bronce fueron para las ucranianas Lishchynska y Tobias.
    En salto de altura Ruth Beitia no pudo superar el 1.99, y pierde un puesto con respecto al que consiguió en el pasado Mundial. La croata Vlasic no pudo cumplir los pronósticos que al situaban como ganadora, debido a que la belga Hellebaut batía el récord de su país a la primera (2.05). Esto obligaba a Vlasic a batir el récord olímpico, lo que la hizo conformarse con la plata. El bronce fue para la rusa Chicherova.
    Los españoles poco pudieron hacer en el 5000 ante el poderío africano (el primer no africano fue el mexicano Barrios, séptimo), y solo pudieron ver en una posición privilegiada una nueva exhibición de Bekele, que reedita su doblete de Atenas. Tras el llegaron los keniatas Kipchoge y Soi. Los españoles fueron undécimo (Bezabeh) y decimocuarto (España).
    En lanzamiento de jabalina los finlandeses se disfrazaron de españoles, y aunque consiguieran el bronce con el deportista estrella de dicho país (Pitkamaki), fueron cuarto y quinto con sus otros dos finalistas (Jarvenpaa y Wirkkala). El oro fue para el noruego Thorkildsen y la plata para el letón Kovals, el primero batiendo el récord olímpico, y el segundo su plusmarca personal.
    Los africanos prolongaron su dominio del fondo al medio fondo, copando el podio de 800 metros, con dos keniatas en el cajón, pues Bungei fue primero y Yego tercero. El segundo clasificado fue el sudanés Ismail.
    En los relevos largos de 4x400, Estados Unidos pudo al fin conseguir los dos oros, tras dejar el testigo por los suelos en el corto y no poder con Jamaica en ninguna de las pruebas de velocidad. Los hombres batieron un nuevo récord olímpico gracias a Merritt, Taylor, Neville y Wariner, superando a Bahamas (Brown, Williams, Mathieu y Bain) y Rusia (Dyldin, Frolov, Kokorin y Alexeev). En mujeres, las que se hicieron con el triunfo fueron Felix, Henderson, Richards y Wineberg, luchando en esta ocasión contra Rusia (Gushchina, Litvinova, Friova y Kapachinskaya) y Jamaica (Sherika y Novelene Williams, Lloyd y White).
  • Baloncesto. Estados Unidos no tuvo rival en la campeona del mundo, que sufrió demasiado los problemas físicos de Penny Taylor, y estuvo muy fallón en la canasta contraria. De esta manera revalida su cetro, y es que el oro parece estar hecho solo para ellas viendo las últimas ediciones.
    Rusia ocupó el tercer puesto, repitiendo el podio de hace cuatro años, aunque en esta ocasión se tuvo que imponer a China, a la que no le valió con el apoyo de su público para ganar el bronce.
  • Balonmano. La selección femenina de Noruega fue bastante superior en la final a Rusia, superando en siete goles al equipo ruso, lo cual las guió hacia el oro. En la lucha por el bronce Corea fue mejor que Hungría, y completa el podio femenino.
    El quinto puesto fue para Francia, y Rumanía fue séptima.
  • Béisbol. Cuba no pudo conseguir su medalla de oro más esperada, sobre todo sabiendo que su deporte se despedía de los Juegos Olímpicos, y cayó ante una Corea imbatida por 3-2. El bronce fue para Estados Unidos, que superó 8-4 a Japón.
  • Boxeo. En los 51 kilos, el thailandés Jongjohor se impuso al cubano Laffita en la final por el oro y los bronces fueron a caer en manos del italiano Picardi y el ruso Balakshin. En los 57 kilos la victoria fue para un ucraniano, Lomachenko, tras superar al francés Djelkhir. El turco Kilic y el azerbaijano Imranov fueron bronces.
    En 64 kilos el dominicano Díaz fue medalla de oro, superando al tailandés Boonjumnong, siendo bronces el francés Vastine y el cubano Iglesias. En 75 kilos Correa no pudo darle un oro a su país, Cuba, tras caer en la final ante el británico Degale, siendo el irlandés Sutherland y el indio Kumar los medallistas de bronce. Finalmente en 91 kilos, el ruso Chakhiev se hizo con la medalla de oro ganando en la final al italiano Russo, mientras que un cubano (Acosta) y un estadounidense (Wilder) fueron bronce.
  • Ciclismo (BTT). En la categoría femenina Marga Fullana, actual campeona del mundo, se retiraba de la prueba dejando a España sin ninguna opción de medalla, y poco después seguía su camino la vencedora olímpica en Atenas, la noruega Gunn-Rita Dahle. La victoria fue para la alemana Spitz, sub-campeona mundial en los dos últimos años, y que ya consiguiera el bronce en los pasados Juegos. Tras ella llegaron la polaca Wloszczowska y la rusa Kalentyeva.
    En la prueba masculina José Antonio Hermida aguantó el ritmo de los mejores durante los primeros compases de la prueba, pero acabaría cediendo en las últimas vueltas, siendo definitivamente décimo, bastante lejos de las medallas. La trayectoria contraria a Hermida la llevó Iñaki Lejarreta, sobrino de Marino, que fue de menos a más para conseguir un importante diploma olímpico, clasificándose en la octava posición. El que llevó un ritmo regular fue el francés Absalon, máximo favorito, que dominó la prueba de cabo a rabo, mientras que su compatriota Peraud certificó el doblete galo. La lucha por el bronce la llevaron a cabo dos suizos, cayendo del lado de Schurter. Carlos Coloma finalizó 28º, el último en cruzar la línea de meta.
  • Fútbol. Con un único gol se resolvió la final, en la que la medalla de oro fue a parar al equipo de Argentina, que superó a Nigeria.
  • Gimnasia rítmica. Almudena Cid consiguió hacer historia en su última competición, ya que consiguió ser octava y conseguir su victoria particular, un diploma olímpico, consiguiendo el mismo puesto que hace cuatro años. El oro fue para la rusa Kanaeva, la bielorrusa Zhukova fue plata y el bronce se lo llevó la ucraniana Bessonova.
  • Hockey. No se pudo hacer historia consiguiendo el primer oro de la selección masculina, y se cayó ante el mismo rival que hace 12 años, Alemania. Los germanos marcaron un gol gracias a un penalti-corner, y supieron aguantar a la perfección con un juego bastante defensivo, pero efectivo, obligando a los nuestros a conformarse con la plata.
    El partido por el bronce fue totalmente distinto, con Australia dominando a Holanda, a la que venció por 6-2, con un juego muy ofensivo. La quinta plaza fue para Gran Bretaña, y Nueva Zelanda fue séptima.
  • Natación sincronizada. España consigue su primera medalla por equipos, y aunque tuvo la presión de China en la lucha por la plata con un gran ejercicio de las anfitrionas, consiguieron mantener la renta conseguida en la rutina técnica para hacerse con la segunda plaza. El oro fue para Rusia, que realizó un ejercicio perfecto para los jueces, aventajando en algo más de un punto a España.
  • Piragüismo. David Cal repitió su puesto de Atenas en el C1 500, y se marcha de Pekín con dos medallas de plata, dejando una sensación agridulce, pues el soñaba con llevarse los dos oros. El ruso Opalev estuvo a un nivel sensacional y se hizo con el oro, mientras que el gallego tuvo que luchar con el ucraniano Cheban por el segundo lugar, relegando a este último a la medalla de bronce.
    Sin embargo en la otra final del día con representación española, el K2 500, Saúl Cavriotto y Carlos Pérez consiguieron hacerse con una medalla inesperada, que encima fue de oro. La pareja española consiguió imponerse en un final agónico a los alemanes Rauhe y Wieskotter, los cuales llevaban invictos durante siete años, tras marcar los nuestros el ritmo en cabeza durante toda la prueba. El bronce fue para los bielorrusos Piatrushenka y Makhneu.
    En el K1 500 masculino el australiano Ken Wallace consiguió superar al canadiense Van Koeverden, el cual pagó sus esfuerzos de la primera mitad del recorrido, y al británico Tim Brabants. En la femenina, la ucraniana Osypenko-Radomska se impuso a la italiana Idem y a la alemana Wagner-Augustin.
    Los chinos Guanliang Meng y Wenjun Yang fueron los vencedores en el C2 500, seguidos de los rusos Ulegin y Kostoglod. En el K2 500 femenino, las húngaras Kovacs y Janic serían las que obtuvieron el premio máximo, siendo la plata para las polacas Mikolajczyk y Konieczna y el bronce para las francesas Delattre y Viard.
  • Saltos. El australiano Mitcham rompió en los 10 metros plataforma el poderío chino, que se conformaron en la figura de Luxin Zhou con la segunda plaza. El tercer escalón del podio lo ocupó el ruso Galperin. La sensación de la prueba fue Daley, que con 14 años se llevó a casa un diploma olímpico tras ser séptimo.
  • Taekwondo. Ninguno de los españoles pudo dar la sorpresa en la última jornada de este deporte en esta edición de los Juegos, cayendo ambos en primera ronda. En más de 80 kilos masculinos, Jon García cayó contra el uzbeko Irgashev, pese a una gran remontada, en la técnica de oro. En su categoría el oro fue para el coreano Dongmin Cha tras ganar la final contra el griego Nikolaidis, mientras que los bronces fueron para el kazajo Chilmanov (tras la expulsión de su rival por propinar una patada al árbitro) y el nigeriano Chukwumerije.
    Rosana Simón cayó in-extremis ante la sueca Kedzierska en más de 67 kilos, quedando apartada de la lucha por las medallas nada más comenzar su concurso. Estas fueron para la mexicana Espinoza (oro), la noruega Solheim (plata), la brasileña Falavigna y la británica Stevenson (bronce).
  • Tenis de mesa. El sueco Persson no pudo evitar el triplete chino cayendo ante Ligin Wang en la lucha por el bronce, mientras que en la final Lin Ma se impuso a su compatriota Hao Wang.
  • Voleibol. Brasil consiguió cumplir los pronósticos superando en la final a Estados Unidos, teniendo que jugar cuatro sets ante el equipo yankee. La lucha por el bronce se resolvió con el mismo resultado, y cayó del lado de China que superó a Cuba.

1 comentario:

virtkov dijo...

bueno esto se acaba y parece que la actuación española se va a cifrar entre 17 y 19 medallas, yo me inclino más por las 17 pero bueno las opciones, opciones son...

No esta mal, pero ya habra tiempo de hablar de eso...

En cuanto a la jornada de hoy: maravillosa, sin más. ¡¡Ese oro ha sabido a gloria!!

GEnial el resumen de la jornada como siempre.

Un saludo