viernes, enero 16, 2009

Katyusha. Un polvorín en potencia para lo bueno y para lo malo

La plantilla


A base de talonario, Oleg Tinkov ha formado un equipo con bastantes nombres, pero que ahora habrá que engrasar, y es que es lo que suele fallar en estos equipos formados a base de dinero. Uno de los sitios donde mejor pueden funcionar son las llegadas masivas, pues cuentan con gente como McEwen o Steegmans. El australiano pareció pagar su edad, pero acabó bastante fuerte el año, lo que le permitió sumar finalmente cinco victorias. Dos de ellas llegaron en Suiza, otra en Romandía, y en menos de una semana se hizo con la Paris-Bruselas y la Vatenfall Classic, además de ser sexto en la Paris-Tours. Steegmans por su parte espera dar un paso adelante lejos de Boonen, después de haber aprovechado bastante bien las carreras en que se le dejaba la jefatura del equipo. El belga se hizo con ocho victorias, destacando la conseguida en los Campos Elíseos o las dos de París-Niza. El resto llegaron en el Trofeo Calviá, la Halle Ingooigem, la Profonde Van Friesland, una etapa en Dunkerke y el Memorial Rick Van Steenbergen. Por si fuera poco se les une Napolitano, que pese a tener un año discreto, acabó con seis victorias (dos en Portugal, y una en Valencia, Grosetto, Qatar y Brixia Tour). También hay que seguir bien de cerca los progresos de De Haes, después de que se llevara una etapa en Bélgica y fuera quinto en la Gante-Wevelgem.

En las Árdenas se refuerzan con uno de los que se destaparon el pasado año, como es Christian Pffanberger. El campeón austriaco se quedó únicamente con esta victoria en carreras de nivel (consiguió alguna en el Giro de Capo, prueba 2.2), pero brilló a lo largo de casi todo el año. Fue top-10 en las tres pruebas de dicho tríptico (quinto en Lieja, noveno en Flecha y sexto en Amstel), en el Mundial (octavo finalmente) y rozó este honor en Lombardía (se conformó con la 12ª plaza) A esto hay que sumar numerosos puestos en carreras de un día disputadas en Italia. Además, habrá que ver el papel que hace Ivanov en un equipo de su país, después de un gran año. Se proclamó campeón ruso, fue séptimo en la Amstel, se llevó el Tour de Valonia, fue tercero en la Vuelta a Bélgica, y se quedó a las puertas del top-10 tanto en Benelux como en Suiza. En pruebas menores veremos el impacto que tiene Ben Swift, después de ser cuarto en el Mundial sub-23.

En las grandes vueltas, Karpets deberá demostrar todo lo que no pudo conseguir con el Caisse d´Epargne, y es que otro año más brilló menos de lo que se esperaba de el. Su mejor resultado fue la victoria en el GP Villafranca de Ordizia, además de su 13º puesto en la Vuelta a Alemania. Otro ruso, Petrov, esperará volver a su nivel de hace dos temporadas, y es que solo destaca su top-10 en el Giro del Trentino. Colom por su parte tuvo que trabajar para sus numerosos jefes de filas, lo que no le impidió ser cuarto en Georgia y Murcia y décimo en Valencia, además de obtener buenos puestos en la Challenge.

Para las carreras de pavés, Pozzato demostrará la clase que atesora, pero habrá que ver si este año da todo lo que tiene, o por el contrario nos deja con las ganas. “Pippo” puede además ayudar a conseguir resultados en llegadas masivas. Su temporada 2008 fue bastante buena, y es que fue segundo en San Remo, sexto en Flandes, séptimo en la Tirreno, y además de vestir el jersey oro en la Vuelta, se llevó una etapa y la general del Giro del Grosetto. Junto a el parecía que estaría Gusev que pudo proclamarse campeón ruso de CRI, y ser segundo en la Vuelta a Austria, pero su baja de Astaná le va a llevar a la retirada prematura.

Además, destacarán también en las cronos, pues cuentan con dos grandes especialistas, como son Bodrogi e Ignatiev. El húngaro no tuvo un año muy destacado, pero se proclamó campeón nacional, y se quedó a las puertas de llevarse la Vuelta a Santarem, solo superado por Biondo. Ignatiev por su parte pareció estancarse un poco, aunque fue tercero en la última crono del Giro, por lo que se espera que vuelva a ser el de 2007.


Los demás son Botcharov (ganador del Tour del Mediterráneo tras llevarse la etapa del Mont Faron), Brutt (corredor muy combativo, ganador de etapa en el Giro), Eskov (séptimo en Asturias), Galimzyanov (ganador de los Cinco Anillos de Moscú), Horrach, Klimov, Markov, Mazzanti (12º en Tirreno y top-25 en Lieja y Flecha-Valona), Mikhailov, Rovny, Serov, Trussov (tercero en la Star Elektrotoer), Vandenbergh, Vantomme.

1 comentario:

Andrew dijo...

Me parece que tienen demasiados sprinters que si los saben llevar por buen camino pueden dar victorias, pero como alguno entre en reveldia ya miraremos quien trabajará para quien...